¿Qué compone una identidad visual corporativa?

6 de julio de 2021

identidad

Show More Comunicación

Artículo escrito por: Paola Serrano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Cualquier marca debe tener una serie de rasgos que la definen a nivel estético, como el logotipo o el nombre de la empresa. Esto, en el sentido más básico, sirve para hacer reconocible a la marca ante los clientes y respecto a la competencia. Hay diferentes posturas sobre todo lo que abarca la identidad corporativa visual y lo que no.

¿Qué es la identidad visual corporativa?

Son los elementos mínimos que sirven para distinguir la marca, representarla y diferenciarla de otras. Hace referencia a cuestiones técnicas como colores, imágenes, tipografía o incluso sonidos. Además de ser un aspecto puramente técnico, también tiene un significado más profundo. La elección de estos símbolos no es arbitraria, sino que corresponde a una estrategia medida para posicionar la marca.

La idea es que una vez que el consumidor está expuesto ante estos elementos visuales, los interprete a simple vista de una manera. La suma de su experiencia, su contexto cultural y la propia expresión de la marca configurarán las conclusiones de la persona. A partir de ahí, esta persona se relacionará con la marca usando el prisma sesgado de su opinión sobre la marca. Así es como la identidad visual corporativa afecta al branding de una empresa.

También es importante matizar que para muchos la identidad visual corporativa va mucho más allá. No solo se trata de los elementos actuales que la empresa ha elegido para representarse a sí misma. Se incluyen también referencias pasadas a decisiones de marca anteriores. Estos referentes no se han ido de la mente del consumidor, sino que siguen habitando en ella e influenciando sus posicionamientos actuales.

También tenemos que tener en cuenta nuestras últimas propuestas al respecto, ya que, de aquí en adelante, cualquier paso que se aleje de dicha línea, supondrá una ruptura. Debes entender a tu consumidor y saber así si es rentable realizar un cambio de logotipo o branding en cuestión.

Elementos de la identidad visual corporativa

Para empezar, lo más básico es el logo. En ocasiones no se podrá usar el nombre completo de la marca o puede inducir a error si varias empresas usan nombres parecidos. Para solucionar esto está el logotipo. Este representará de manera abstracta o figurada los valores de la empresa

La paleta de colores empleada también determinará muchos aspectos de la personalidad de la empresa. Esta se utilizará en diferentes ámbitos, como para el nombre de la empresa o el logo. El vestuario de los empleados, el rótulo de los locales, las propias tiendas, etc. Todo debe seguir una coherencia.

Además, la tipografía expresa mucho sobre la empresa, por lo que muchos eligen este elemento de identidad con mucho cuidado.

Dotar de personalidad e identidad visual es mucho más que solo un logotipo.

Compartir en redes sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

También te podría interesar:

¿Hablamos? Contacta con nosotros